Interminable la lucha de los mineros en Cananea por la seguridad social

Cananea, Sonora | Por Claudio Tiznado, Tiznado Noticias | jueves 21 de abril, 2022


Ilustraci贸n: minero recibe poca paga

Este reportaje forma parte del Hub de investigaci贸n de la Frontera Norte, un proyecto del International Center For Journalists en alianza con el Border Center For Journalists and Bloggers.

Jos茅 Jes煤s Calder贸n Le贸n es un extrabajador de la mina de Cananea, que a sus 67 a帽os no cuenta con servicio m茅dico para tratar un viejo padecimiento de pr贸stata que lo aqueja, para quien el futuro luce incierto.

Hasta el a帽o 2008 Calder贸n se atend铆a en el Hospital del Ronquillo subsidiado por Grupo M茅xico propietario de la mina Buenavista del Cobre en Cananea, pero 茅ste fue cerrado para siempre en ese a帽o, dej谩ndolo sin atenci贸n m茅dica.

鈥淓l seguro social era lo mejor que nos pod铆a haber pasado pero no nos lo dieron鈥, manifest贸. Calder贸n se refiri贸 al hecho de que la minera nunca lo registr贸 ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el tiempo en que labor贸 para la compa帽铆a.

Esa falta de seguridad social se agudiz贸 cuando El Hospital del Ronquillo que atend铆a a mineros retirados como Calder贸n, cerr贸 sus puertas hace m谩s de 13 a帽os (2008), pues un n煤mero indefinido de ellos quedaron en el abandono sin servicio m茅dico y sin la pensi贸n correspondiente.

Para reparar los da帽os y perjuicios cometidos en contra de extrabajadores de la mina de Cananea, cuya empresa evadi贸 registrarlos en el Instituto Mexicano del Seguro Social, el gobierno federal anunci贸 un gasto de 300 millones de pesos durante diez a帽os. Desde enero de 2022 se entreg贸 un salario m铆nimo general mensual equivalente a 5 mil 258 pesos, que se prolongar谩 hasta por una d茅cada, a quienes acrediten haber laborado en la minera hasta abril de 2009 en que se extingui贸 su contrato colectivo de trabajo.

Hasta la fecha hay registrada una cantidad cercana a los mil aspirantes a dicho beneficio a trav茅s de la p谩gina creada por el Gobierno de M茅xico.

Seg煤n el 鈥淧lan de Justicia para Cananea鈥, que contempla los apoyos econ贸micos a los ex mineros, a los 300 millones de pesos de la Federaci贸n se sumar谩n 300 millones m谩s de la Mina Buenavista del Cobre para reunir un 鈥淔ondo Solidario鈥 de 600 millones de pesos.

Lo anterior tiene justificaci贸n social pero no tiene fundamentaci贸n y hasta el momento no se ha publicado en el Diario Oficial de la Federaci贸n (DOF) un decreto presidencial que avale dicha operaci贸n.

Para conocer la postura de la empresa se busc贸 la versi贸n del Grupo M茅xico sin respuesta. Ernesto Arvizu, vocero de la mina Buenavista del Cobre, sugiri贸 entrevistar a los terceros afectados sobre el tema.

De acuerdo a la actual Ley del Seguro Social que entr贸 en vigor el 1 de julio de 1997, en su art铆culo 15 fracciones I, los patrones est谩n obligados a registrar e inscribir a sus trabajadores en el Instituto, comunicar sus altas y bajas, las modificaciones de su salario y los dem谩s datos dentro de plazos no mayores de cinco d铆as h谩biles.

En el caso de la mina Buenavista del Cobre 茅sta les otorg贸 seguro social a sus trabajadores por primera vez en el 2010. Pero desde esa fecha, los mineros retirados y actuales receptores de los apoyos federales, elegidos de un padr贸n de Grupo M茅xico, no tuvieron servicio m茅dico de la mina, tampoco pensi贸n del IMSS, s贸lo la asistencia de los centros de salud y el Hospital General del Estado.

Pero las omisiones vienen de tiempo atr谩s, pues pese a que la mina de Cananea y el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metal煤rgicos y Sider煤rgicos de la Rep煤blica Mexicana firmaron su primer contrato colectivo de trabajo (CC-154/1986-VI-SON) en 1983, a los mineros les debieron haber otorgado IMSS desde 1971 cuando se nacionaliz贸 la empresa.

En 1971 el 51% de las acciones de la minera pasaron a inversionistas mexicanos. En 1982 inici贸 la mexicanizaci贸n quedando el capital de la empresa 100% mexicano y administrada por el Gobierno Federal.

Hay que precisar que el registro de los trabajadores en el Instituto Mexicano del Seguro Social en la d茅cada de 1970 y 1980 no era obligatorio, sino voluntario de acuerdo con la antigua ley.

En su car谩cter de paraestatal la empresa se vali贸 del art铆culo decimoctavo transitorio de la Ley del Seguro Social (1973), que le permit铆a exentar el registro de sus trabajadores al Instituto en ese tiempo de manera temporal, un estado de excepci贸n del cual se extralimit贸.

Fachada del Sindicato Minero en Cananea
Instalaciones de la Secci贸n 65 del Sindicato Minero Nacional en Cananea. Cr茅dito: Paul Contreras

Al decretarse su quiebra el 11 de octubre de 1989, se acord贸 a trav茅s de un acta 煤nica (鈥淎cuerdo Vig茅simo S茅ptimo鈥) incorporar en adelante a los obreros al R茅gimen Obligatorio del IMSS, para lo cual se formular铆a un convenio con el aval del sindicato y la mina. 

Participaron la Sindicatura de la Compa帽铆a Minera de Cananea en quiebra, la Coordinaci贸n General del Cuerpo de Funcionarios Conciliadores de la Secretar铆a del Trabajo y Previsi贸n Social (STPS) y el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, de acuerdo a la solicitud de informaci贸n 330018022002079 realizada al IMSS.

Lo anterior ocurri贸 en el sexenio del presidente Carlos Salinas de Gortari, en el que cientos de empresas propiedad del Estado como Tel茅fonos de M茅xico, entre otras m谩s, pasaron a manos del sector privado.

Para darle fuerza al Acuerdo Vig茅simo S茅ptimo este se adhiri贸 al contrato colectivo de trabajo, y en 茅l se estableci贸 el compromiso de crear una comisi贸n entre el sindicato, la empresa y el IMSS para su seguimiento, pero no prosper贸.

Incluso a partir de que la mina se privatiz贸 en agosto de 1990, casi un a帽o despu茅s del acuerdo referido, ninguna de las partes accion贸 y as铆 se prorrog贸 la obligaci贸n de la minera de otorgar seguro social a sus trabajadores.

Ahora, con el fondo de 600 millones de pesos de recursos p煤blicos y privados, que har谩 las veces de pensi贸n para los mineros, se concluye una negociaci贸n entre el gobierno federal y Grupo M茅xico para sepultar la hist贸rica omisi贸n de la mina de Cananea.

Una falta que ocasion贸 que un n煤mero impreciso de obreros fueran excluidos del seguro social durante las d茅cadas de 1970, 1980, 1990 y 2000, bajo el supuesto de que se ten铆an m谩s beneficios con la empresa. Se incluye la d茅cada de 1970 en esta historia porque fue a partir de esa fecha cuando el gobierno mexicano adquiri贸 el control de la mina al detentar la mayor铆a de las acciones. Aunque el Instituto Mexicano del Seguro Social fue creado en 1943.

Jos茅 Jes煤s Calder贸n, uno de los mineros que demandaron a la mina Buenavista del Cobre
Jos茅 Jes煤s Calder贸n Le贸n es uno de los mineros que demandaron a la Mina Buenavista del Cobre. Cr茅dito: Claudio Tiznado

Jes煤s Calder贸n y su infructuosa batalla laboral

Para Jos茅 Jes煤s Calder贸n Le贸n, uno de los beneficiarios del 鈥淧lan de Justicia para Cananea鈥, quien recibir谩 5 mil 258 pesos al mes del 鈥淔ondo Solidario鈥, el no tener pensi贸n por no haber cotizado en el IMSS le complic贸 su existencia debido a sus problemas de salud.

Adem谩s el no tener pensi贸n lo obliga a viajar a Estados Unidos cada a帽o para trabajar por temporadas en donde pueda emplearse.

Calder贸n culp贸 de su situaci贸n actual a la Minera, al IMSS y al Sindicato Minero de la Secci贸n 65 que se supone estaba para representar, defender y proteger sus derechos laborales.

脡l trabaj贸 en la mina del 8 de abril de 1982 al 2007. Fue registrado en n贸mina pero no cuenta con pensi贸n, pues nunca fue afiliado al R茅gimen Obligatorio a pesar de otorgarle el n煤mero de seguridad social 77975533934 (con fecha de 1997).

Le toc贸 trabajar en la mina tanto en su car谩cter de empresa paraestatal como privada; 茅sta ha tenido diferentes denominaciones, como Minera de Cananea, Mexicana de Cananea, Mexicana de Cobre y Buenavista del Cobre en la actualidad.

鈥淓l Seguro Social era lo mejor que pod铆a habernos pasado, pero no nos lo dieron, hubo omisi贸n y corrupci贸n, pues el sindicato (Secci贸n 65) estaba para protegernos鈥 desde cuando lo hubiera exigido鈥, acus贸 Calder贸n al ser entrevistado en Cananea.

De acuerdo al expediente 228/2008, Jos茅 Jes煤s Calder贸n Le贸n es uno de los mineros retirados que en 2008, present贸 una demanda laboral ante la Junta Federal de Conciliaci贸n y Arbitraje n煤mero 47 en contra de la mina y el seguro social por las acciones y omisiones que lo situaron en un estado de indefensi贸n al carecer de pensi贸n.

Lo hizo al finiquitar su relaci贸n laboral en febrero de 2007. Su denuncia fundamentada en el Contrato Colectivo de Trabajo, la Ley Federal del Trabajo y Ley del Seguro Social, no prosper贸. 

La defensa de Grupo M茅xico fue que Calder贸n renunci贸 a su empleo en forma voluntaria y recibi贸 un pago 煤nico a trav茅s del convenio (137/97) celebrado el 5 de marzo de 2007 al amparo del contrato colectivo de trabajo. La Ley Federal del Trabajo y la del Seguro Social fueron excluidas en su argumentaci贸n.

Como dato adicional, la mina admiti贸 en la contestaci贸n de la demanda que el otorgamiento de un n煤mero de seguridad social a Jos茅 Calder贸n fue de 鈥渕ero tr谩mite鈥.

鈥淓l hecho de que el actor hubiere tenido un n煤mero de seguridad social, para efectos del Infonavit, es exclusivamente para dar cumplimiento a las disposiciones de la ley鈥, y para efectos de identificaci贸n del trabajador ante dicho Instituto鈥, aleg贸 la minera en el juicio.

En el caso particular de la mina de Cananea, sus trabajadores ten铆an derecho a Infonavit a煤n sin estar registrados en el Seguro Social.

Por su parte, el IMSS argument贸 la improcedencia de la demanda de Calder贸n contra el Instituto, en t茅rminos del art铆culo 15 fracci贸n I, que establece que los patrones est谩n obligados a registrar e inscribir a sus trabajadores.

鈥淪e desprende que, asegurado es el trabajador inscrito ante el IMSS en t茅rminos de Ley鈥 En el presente caso Jos茅 Jes煤s Calder贸n Le贸n, no cuenta con el car谩cter de asegurado y carece de legitimaci贸n activa para reclamar sus prestaciones鈥︹, justific贸 el Instituto en el juicio.

Finalmente en el laudo dictado el 30 de agosto de 2013, la Junta Federal n煤mero 47 de Conciliaci贸n y Arbitraje resolvi贸 que Calder贸n no acredit贸 la procedencia de sus acciones y absolvi贸 a la empresa y al IMSS de las prestaciones reclamadas.

Inconforme, Calder贸n interpuso juicio de amparo (1465/2013) ante el Primer Tribunal Colegiado en Materias Civil y de Trabajo del Quinto Circuito en Hermosillo, que el 23 de marzo de 2015 repuso el procedimiento, y dej贸 sin efecto el laudo del 30 de agosto de 2013 de la Junta Federal de Conciliaci贸n n煤mero 47.

En el nuevo resolutivo, en cumplimiento a la ejecutoria dictada en el juicio de amparo directo laboral 1465/2013, se absolvi贸 de nuevo a la mina de inscribir a Calder贸n ante el Seguro Social de manera retroactiva a la fecha de su contrataci贸n y darle pensi贸n. Lo mismo ocurri贸 con el IMSS a quien tambi茅n la justicia federal libr贸 de responsabilidades. 

Jurisprudencia 3/2011, que establece que 鈥減rocede la inscripci贸n retroactiva de un trabajador al R茅gimen Obligatorio禄.

Para el abogado Hern谩n Arturo Moreno Hoyos especialista en pensiones, en el juicio de Jos茅 Jes煤s Calder贸n Le贸n se podr铆a haber hecho valer la Jurisprudencia 3/2011, que establece que 鈥減rocede la inscripci贸n retroactiva de un trabajador al R茅gimen Obligatorio, aun cuando ya no exista el nexo laboral con el patr贸n demandado鈥.

Moreno Hoyos argument贸 que el caso de Calder贸n se adapta a esta tesis jurisprudencial y puede servir para litigar pensiones, para los mineros retirados que a煤n viven y para las viudas e hijos de los mineros que ya fallecieron.

Lo anterior con independencia al apoyo que los mineros reciben a partir de este a帽o del Fondo Solidario compuesto con recursos del gobierno federal y de la mina.

鈥淓llos (mineros retirados, viudas e hijos) pueden reclamar las semanas que la empresa no registr贸 para cotizar, porque se trata de un derecho constitucional. Sobre todo, durante los primeros 20 a帽os (1990 a 2010) en que la hoy Mina Buenavista del Cobre inici贸 operaciones como empresa privada鈥, ratific贸.

Se trata de un derecho constitucional que, como lo expuso y ratific贸 el Magistrado del Primer Tribunal Colegiado en Materias Civil y de Trabajo del Quinto Circuito, Humberto Bernal Escalante, en el amparo directo laboral 1465/2013 que interpuso Jos茅 Calder贸n, obligaba a la empresa a inscribir a sus trabajadores al r茅gimen del seguro social.

鈥淵a que por ser este obligatorio y tener origen constitucional, su cumplimiento no se encuentra sujeto a ning煤n tipo de convenio (鈥淎cuerdo Vig茅simo S茅ptimo鈥), ni a煤n con el consentimiento de los trabajadores, ya que de conformidad con el art铆culo 33 de la Ley Federal del Trabajo, son nulas las renuncias de derechos de los trabajadores鈥, concluy贸 el Magistrado al dar su voto a favor contra dos en contra.

Esta postura aplica tambi茅n para el contrato colectivo de trabajo del sindicato de la Secci贸n 65, cuyas cl谩usulas referentes a la seguridad social no pod铆an estar por encima de la Carta Magna, a煤n cuando se alegara que la mina otorgaba mejores prestaciones que el IMSS en ese sentido.

Calder贸n no conforme con la negativa del amparo1465/2013, sigui贸 con su lucha laboral, el 8 de mayo de 2015 interpuso el amparo directo en revisi贸n 2362/2015 ante la Suprema Corte de Justicia de la Naci贸n (SCJN).

Pero igual, 鈥渟e top贸 con pared鈥, pues la SCJN argument贸 que Calder贸n no plante贸 concepto de violaci贸n alguno sobre la inconstitucionalidad de una norma de car谩cter general o se solicit贸 la interpretaci贸n de alg煤n precepto constitucional.  Es decir, la Suprema Corte declin贸 entrar en materia y discutir la controversia que le fue turnada.

El abogado especialista en temas laborales, Alejandro L贸pez Rosete, al haber sido asesor legal de la mina de Cananea por casi 20 a帽os, quien fue contratado por Calder贸n para representarlo en el juicio laboral, interpuso un Recurso de Reclamaci贸n contra este 煤ltimo fallo de la SCJN dictado el 6 de mayo de 2015. Con dicho recurso se agotaron todas las oportunidades para impugnar violaciones a derechos humanos por parte de autoridades judiciales.

L贸pez Rosete argument贸 que la SCJN no analiz贸 el art铆culo 123, Apartado A, en su fracci贸n XXIX, en donde se establece que no puede ni debe permitirse, dejar a elecci贸n del patr贸n inscribir o no a sus trabajadores en el R茅gimen de Seguridad Social que le impone la Ley del Seguro Social, pues su cumplimiento no est谩 sujeto al convenio o pacto entre particulares (Acuerdo Vig茅simo S茅ptimo).

Con su actuaci贸n la Suprema Corte evit贸 entrar al pol茅mico debate en materia laboral, que podr铆a abrir nuevos derroteros para toda la clase laboral del pa铆s si se hubiera ahondado en el tema.

La batalla judicial de Calder贸n por hacer valer su derecho a la seguridad social, que concluy贸 con el Recurso de Reclamaci贸n ante la Corte, en el que tampoco obtuvo justicia, inici贸 en el sexenio de Felipe Calder贸n Hinojosa y termin贸 en el de Enrique Pe帽a Nieto. 

En la actual administraci贸n federal es cuando a los mineros retirados se les brind贸 apoyo a trav茅s del 鈥淧lan de Justicia para Cananea鈥 para saldar, en lo posible, una deuda pendiente con ellos, sin que exista una investigaci贸n abierta para analizar las omisiones de la empresa. 

Asociaci贸n de Mineros Retirados
Asociaci贸n de 芦Mineros Retirados禄 en Cananea. Cr茅dito: Paul Contreras

A Cananea no le ha hecho justicia la Revoluci贸n

Cananea parece haberse detenido en el tiempo, aunque perdi贸 el brillo de aquellas 茅pocas de bonanza (d茅cadas de 1970 y 1980) que la convirtieron en un ejemplo de desarrollo econ贸mico nacional por la calidad de vida de sus habitantes.

Al viejo mineral conocido como 鈥淟a Cuna de la Revoluci贸n Mexicana鈥 los nuevos tiempos ya no le favorecen. 

Han pasado m谩s de cien a帽os de la Huelga del 1 de junio de 1906, que sacudi贸 los cimientos pol铆ticos, econ贸micos y sociales de la Rep煤blica, pero a煤n con este hist贸rico antecedente el nivel de vida de los obreros que dejaron su vida en la legendaria mina sigue en declive. 

Incluso con los actuales apoyos federales derivados del acuerdo entre el gobierno y Grupo M茅xico, anunciados recientemente. 

Acuerdo en el que se excluy贸 a los mineros de la extinta Secci贸n 65 que en julio de 2007 estallaron en huelga por fallas en la seguridad industrial de la empresa, seg煤n revel贸 en entrevista el representante del Comit茅 Ejecutivo Nacional del Sindicato Minero, Heriberto Verdugo, (hecho confirmado por el IMSS a trav茅s de la solicitud de informaci贸n con folio 330018022002426).

En suma, de poco sirvi贸 el legado que dej贸 la lucha de los 鈥淢谩rtires de Cananea鈥 a sus descendientes. Prueba de ello es que hoy ning煤n cananense es contratado para trabajar en la empresa de Germ谩n Feliciano Larrea Mota Velasco, -considerado en el ranking de Forbes como uno de los empresarios m谩s ricos de M茅xico-, sobre todo aquellos parientes de huelguistas cercanos a Napole贸n G贸mez Urrutia La Jornada – Cananea: una historia de lucha.

De acuerdo a estudios del Servicio Geol贸gico Mexicano de la Secretar铆a de Econom铆a, realizados en 2019, la mina ocupaba el d茅cimo lugar como productor de cobre a nivel mundial con reservas probadas por m谩s de 70 a帽os. 

Una prueba irrefutable de la riqueza de este emporio, es el hecho de que Cananea fue el municipio m谩s beneficiado en M茅xico con los recursos provenientes del Impuesto del Fondo Minero.

Un estudio de la doctora Edna Maria Villarreal Peralta Profesora-Investigadora, Departamento de Econom铆a de la Universidad de Sonora, revela que Cananea recibi贸 poco m谩s de 606 millones de pesos y le sigue el municipio de Mazapil, Zacatecas con 499 millones 388 mil 285 pesos con 74 centavos.

El Fondo Minero creado en el sexenio de Enrique Pe帽a Nieto y actualmente controlado y administrado por el gobierno federal y no por los municipios con vocaci贸n minera como sucedi贸 del 2015 al 2018, se nutre con los impuestos que pagan las empresas dedicadas a la extracci贸n de minerales.

Armando Mart铆nez Molina, exl铆der de la secci贸n 65 del Sindicato Minero
Armando Mart铆nez Molina fue el l铆der de la Secci贸n 65 del Sindicato Minero. Cr茅dito: Claudio Tiznado

Ex l铆der sindical defiende Hospital del Ronquillo

Armando Mart铆nez Molina es uno de esos personajes que vivieron la historia sindical y laboral reciente de Cananea. Fue l铆der de la Secci贸n 65 de 1990 a 1994, periodo en que la mina se vendi贸 a Grupo M茅xico de la familia Larrea.

En entrevista, minimiz贸 el hecho de que los mineros no fueran afiliados al R茅gimen Obligatorio del Instituto Mexicano del Seguro Social.

鈥淓n aquel entonces todas las prestaciones de car谩cter social como el servicio m茅dico, la empresa nos lo proporcionaba a los trabajadores, esposas e hijos en instituciones privadas y era muy buen servicio porque abarcaba lo que eran las enfermedades profesionales鈥, resalt贸.

Entre dichas enfermedades se encuentra un padecimiento pulmonar frecuente entre los mineros que se denomina 鈥渟ilicosis鈥.

Hospital del Ronquillo
El Hospital del Ronquillo fue el nosocomio donde la mina de Cananea brind贸 atenci贸n m茅dica. Cr茅dito: Paul Contreras

Seg煤n su relato, la mina de Cananea les proporcionaba servicio m茅dico a sus trabajadores en el Hospital del Ronquillo y hasta en hospitales privados de M茅xico e incluso de Estados Unidos.

Asegur贸 que 鈥渕uchos sindicalizados鈥 se opon铆an al Seguro Social porque no hab铆a un compromiso del Instituto de construir alguna cl铆nica especial para tratar sus enfermedades, ya que no se les iba proveer de especialistas para los pulmones, ni ortopedistas para tratar los padecimientos que se adquieren en una mina.

鈥淪i el IMSS nos hubiera ofrecido una cl铆nica de especialidades se hubiera abierto la posibilidad de una negociaci贸n鈥, refiri贸 Mart铆nez quien fue l铆der sindical de una plantilla laboral de 2 mil 980 trabajadores mineros.

El concepto 鈥渘egociaci贸n鈥 entre la comunidad sindical y la clase pol铆tica en Cananea estaba asociado a un intercambio entre dos posturas, donde al medir fuerzas una alcanzaba casi siempre la mejor parte, mencion贸. 

Era lugar com煤n, entonces, que durante varias d茅cadas del siglo pasado el Sindicato de la Secci贸n 65 impusiera alcaldes y diputados por el PRI, como parte de ese tipo de acuerdos.

鈥淒e qu茅 serv铆a tener una pensi贸n si tu salud se iba a ir para abajo; en cambio te pagaban una sola vez tu retiro voluntario y te daban un servicio m茅dico de calidad de por vida. Por esa raz贸n 麓nosotros麓 los mineros no aceptamos la entrada del Seguro Social aun habiendo el compromiso de que la empresa pagar铆a enteramente las cuotas obrero patronales al IMSS鈥, defendi贸 Mart铆nez.

Fue as铆 que las directrices marcadas por los l铆deres de la secci贸n 65 como Mart铆nez y antecesores, prevalecieron por encima de las voces discordantes como la de Jos茅 Jes煤s Calder贸n.

A pesar de la oposici贸n de Mart铆nez Molina (y sus antecesores) al R茅gimen Obligatorio del IMSS, 茅ste admiti贸 en la entrevista que dicha prestaci贸n s铆 estaba contemplada no s贸lo en la legislaci贸n relacionada con la seguridad social y laboral, sino tambi茅n en el contrato colectivo de trabajo.

Armando Mart铆nez Molina trabaj贸 en la mina de 1982 al 2000. Despu茅s de terminar su gesti贸n como secretario general de la Secci贸n 65 en 1994, y como reconocimiento a su labor, fue llamado por el entonces l铆der del Sindicato Minero Nacional Napole贸n G贸mez Sada padre del actual senador por Morena, Napole贸n G贸mez Urrutia, para ocupar el cargo de secretario general de contrataciones colectivas del Comit茅 Ejecutivo Nacional.

Hasta diciembre del 2021, la Junta de Conciliaci贸n y Arbitraje ten铆a abiertos 175 mil 166 conflictos a nivel nacional en la industria minera por asuntos laborales, seguridad social, AFORE o fondo de vivienda.

La dura realidad

Al paso de los a帽os la realidad termin贸 por imponerse a los mineros de Cananea y a sus l铆deres en su postura de mantener su distancia con el IMSS.

En 2008, en el 煤ltimo tramo del sexenio del gobernador de Sonora, Eduardo Bours Castelo (2003-2009), el Hospital del Ronquillo al que se refiri贸 Armando Mart铆nez, que atend铆a a miles de derechohabientes, cerr贸 sus puertas para siempre dej谩ndolos en el abandono.

El hospital atend铆a tanto a mineros retirados y sus familias como a trabajadores en activo, que en ese momento llevaban casi un a帽o de haber estallado en huelga (julio de 2007). 

Como una advertencia de lo que se ven铆a para los mineros antes del cierre del Hospital del Ronquillo, en un comunicado oficial, Grupo M茅xico declar贸 p煤blicamente que el servicio m茅dico se proporcionaba como una 鈥渞esponsabilidad moral y agradecimiento鈥 por el tiempo que los mineros ya en retiro hab铆an prestado sus servicios a la mina, pero que no exist铆a ninguna responsabilidad legal o contractual con ellos.

Lo anterior, a pesar de que el convenio de finiquito de todos y cada uno de los mineros retirados, reconoc铆a la obligaci贸n y el compromiso de la empresa de proporcionar el servicio m茅dico a sus ex trabajadores de por vida.

Aunque el pa铆s se encontraba en esos a帽os en una etapa de transici贸n pol铆tica con un segundo gobierno federal emanado del PAN (Felipe Calder贸n Hinojosa), fue a la Central de Trabajadores de M茅xico (CTM) vinculada al Partido Revolucionario Institucional (PRI), a quien se adjudic贸 la titularidad del nuevo contrato de trabajo de la minera.

Vista panor谩mica de la mina de Cananea
Vista panor谩mica de la mina de Cananea. Cr茅dito: Paul Contreras

El IMSS y su acercamiento 

Un funcionario del IMSS que tuvo cercan铆a con los mineros en el tiempo en que la mina de Cananea se vendi贸 al sector privado a finales de 1980 y principios de 1990, es Donato G贸mez Mar铆n, quien fue entrevistado por Tiznado Noticias.

Como subdelegado del IMSS en Agua Prieta de 1988 a 1992, justo cuando la minera cambi贸 su condici贸n de paraestatal, asegur贸 que durante su gesti贸n se iniciaron los esfuerzos para acercar al Instituto a los obreros.

El Consejo T茅cnico del IMSS lo nombr贸 en esa 茅poca como subdelegado para Cobros y Circunscripci贸n territorial en Agua Prieta, Naco y Cananea. 

鈥淵o logro la integraci贸n de los trabajadores de la regi贸n (se refiere a los tres municipios), pues el IMSS buscaba darles a todos ellos el servicio en Agua Prieta, a pesar de que (a la instituci贸n) se le ve铆a como algo lejano en esa regi贸n,鈥, revel贸.

Pero s贸lo logr贸 darle IMSS a los n煤cleos ejidales de la regi贸n que comprend铆a los tres municipios mencionados, ya que los mineros de Cananea siguieron en la postura de no registrarse en el Instituto, seg煤n Mar铆n.

De hecho, hasta la propia Ley del Seguro Social permit铆a en alguno de sus art铆culos que las empresas a donde no hab铆a llegado esa instituci贸n pudieran retraerse y no registrar a sus empleados.

El art铆culo 14 de la Ley del IMSS de 1973, establec铆a que a pesar de que el R茅gimen del Seguro Social era obligatorio para los trabajadores del pa铆s, y se facultaba al Instituto a extender el r茅gimen e iniciar servicios en los municipios en que a煤n no operaba, como el caso de Cananea, era necesario tomar en cuenta 鈥渓as condiciones sociales y econ贸micas de las distintas regiones鈥.

En esa 茅poca en el municipio de Cananea no operaba el IMSS, pero las condiciones econ贸micas eran superiores a cualquier entidad de la Rep煤blica debido a los sueldos y prestaciones que los trabajadores percib铆an en la mina.

G贸mez Mar铆n, quien tuvo una amplia trayectoria laboral dentro del IMSS en diferentes estados del pa铆s, entre ellos Sonora, asegur贸 que como funcionario trat贸 de cambiar la imagen del Instituto y otorgar el R茅gimen Obligatorio a los mineros, venciendo las resistencias que hab铆a del Sindicato (Secci贸n 65).

De acuerdo a su opini贸n, el impedimento m谩s notable para darles dicha prestaci贸n a los mineros, era que al solicitar una pensi贸n, los trabajadores ya estaban jubilados y no ten铆an semanas cotizadas.

Solamente un 30% de los trabajadores de la mina en esa 茅poca pod铆an acceder a una pensi贸n por enfermedad profesional, pero ten铆an que cotizar durante 3 a帽os para acceder a dicho beneficio y nunca estuvieron de acuerdo (Secci贸n 65).

El Sindicato quer铆a un acuerdo (negociaci贸n) para pensionar sin obst谩culos a los trabajadores mineros en vez de entrar por el r茅gimen de enfermedades profesionales debido a las afectaciones pulmonares, record贸 G贸mez Mar铆n.

Por esos desacuerdos, rememorados por Donato G贸mez Mar铆n, que incluso lo rebasaban a 茅l como funcionario, pues todas las directrices ven铆an del centro del pa铆s, Jos茅 Jes煤s Calder贸n Le贸n de 67 a帽os no obtuvo una pensi贸n y pese a trabajar 25 a帽os en la mina de Cananea con un salario muy por encima del m铆nimo, hoy debe conformarse con poco m谩s de 5 mil pesos que por diez a帽os le otorgar谩n en forma conjunta el gobierno federal y Grupo M茅xico, que aunque lo agradece considera merecer m谩s.

Por todo lo anterior, la batalla laboral de Calder贸n que no le favoreci贸 en el terreno judicial, ya marc贸 una senda por donde pueden transitar todos aquellos trabajadores que en M茅xico desean reclamar en forma retroactiva su derecho a la seguridad social, consider贸 el abogado Hern谩n Arturo Moreno Hoyos Abril.

El abogado laboral Gerardo Balderrama, coincidi贸 con su colega Hern谩n Moreno en que la Resoluci贸n en la contradicci贸n de tesis de la Jurisprudencia 3/2011 derivada del Toca No. 339/2010 puede utilizarse para reclamar la pensi贸n que el IMSS no les otorg贸 a los mineros retirados de Cananea debido a la falta de semanas cotizadas.

Balderrama expuso que dicha jurisprudencia es interesante porque a pesar de haberse resuelto desde el 2011, hasta hoy poco se sabe de sus efectos o aplicaci贸n en materia laboral en todo el pa铆s.

El art铆culo 9 del Pacto Internacional de Derechos Econ贸micos, Sociales y Culturales, establece que los derechos a la seguridad social son irrenunciables y no prescriben. El Art铆culo 9 del Protocolo de San Salvador que es una extensi贸n de la Convenci贸n Interamericana, tambi茅n lo sustenta.

Expedientes en la industria minera 

En una solicitud hecha al 贸rgano de transparencia y dirigida al M贸dulo de Control de Archivo en las 66 Juntas Especiales que integran la Junta Federal de Conciliaci贸n y Arbitraje, en los 煤ltimos diez a帽os se han tenido mil 597 expedientes en tr谩mite relacionados con juicios en la industria minera.

Cr茅ditos:

Claudio Tiznado, Tiznado Noticias
Ilustraci贸n y gr谩ficos: Carlos Mendoza

Este reportaje forma parte del Hub de investigaci贸n de la Frontera Norte, un proyecto del International Center For Journalists en alianza con el Border Center For Journalists and Bloggers.

Deja un comentario