Activismo Social

La despenalización de la cannabis se queda estancada en el Senado a falta de consenso

Ciudad de México | Sin Embargo | miércoles 20 de abril, 2022

Desde que se votó y fue avalada por el pleno de la Cámara de Diputados, el 11 de marzo de 2021, la Ley Federal para la Regulación del Cannabis permanece estancada en el Senado de la República, donde los legisladores no han dado señales que indiquen que el tema se discuta antes de que culmine el actual periodo de sesiones, algo que confirmó el Presidente López Obrador, quien aseguró que “no hay consenso” para avanzar en esa materia.

La despenalización de la mariguana con fines lúdicos está lejos de ser una realidad en México, a raíz de la falta de consenso en el Senado de la República, instancia a donde regresó la iniciativa que fue enmendada por la Cámara de Diputados.

Han pasado nueve meses desde que la Suprema Corte de Justicia de la Nación(SCJN) anuló la prohibición para el consumo lúdico de mariguana en México, el 28 de junio de 2021, por lo que el Congreso de la Unión debe legislar sobre el tema, pero la Ley Federal para la Regulación del Cannabis ha tenido avances mínimos en el Senado de la República, en donde hace unas semanas se llevó a cabo el foro “La regulación del cannabis y las oportunidades para el desarrollo de una industria de cáñamo en México”.

Para el Doctor y Maestro en Ciencias Antropológicas, Alfredo Nateras Domínguez, la legislación en esta materia se encuentra detenida por cuestiones de posturas. “Fundamentalmente la bancada del PAN, que es algo conservadora, es la que tiene más resistencias en cuestiones muy concretas. Por ejemplo, los panistas insisten que la edad para el uso responsable y lúdico de la mariguana tiene que ser de 21 años”, comentó en entrevista para SinEmbargo.

“Sin embargo, para los morenistas, y demás, la ubican en 18 años, entonces ahí no se ponen de acuerdo. Otro aspecto es en relación al porcentaje [de mariguana] al que se tendría derecho [de portar], que va de 20 a 200 gramos. La discusión de los legisladores más conservadores gira en torno a que si se pasa de esa cantidad, las penas administrativas son como si fuera crimen organizado”, agregó.

En opinión de Nateras, la edad no tendría que ser un obstáculo, ya que “a los 18 años ya tienes mayoría de edad, y por lo tanto ya tienes derechos ciudadanos, y si ya tienes derecho ciudadanos, también tendrás el derecho para decidir sobre el desarrollo de tu personalidad, y sobre usar, o no, mariguana. Me parece que la alusión que hace una parte de la bancada del PAN es meramente conservadora”, dijo.

Respecto a la cantidad, opinó que “200 gramos son adecuados”, aunque consideró que “es difícil que alguien calcule siempre cuánto va a portar, es difícil que alguien traiga siempre su báscula”, y explicó que el fondo del asunto “es la criminalización que se haría en función a sobrepasar unos gramos más. Una cosa es que te detenga la policía y tu cajuela esté llena de bultos de mariguana, y otra es que te detenga y lleves contigo 300 gramos, con lo que te podrían tratar como delincuente. Se criminaliza la portación”, enfatizó.

El pasado 31 de marzo, al presentar unos avances en materia de droga, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, aseguró que “no hay consenso” en esa materia. “No hemos alcanzado un acuerdo porque sigue habiendo muchos daños, el más doloroso es el fallecimiento de personas”, indicó el mandatario federal, quien agregó que su Gobierno se encuentra abierto “a buscar alternativas, pero siempre pensando en la vida”.

No obstante, el Jefe del Ejecutivo federal agregó que ya se formó un equipo interdisciplinario, el cual ya se encuentra trabajando para atender todo lo relacionado con la posibilidad de permitir el uso de drogas no destructivas o con efectos leves, como es el caso de la mariguana.

UNA LARGA DISCUSIÓN

El 11 de marzo de 2021, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular, el paquete de reformas y la Ley Federal que Regula el Consumo de la Mariguana en México, su uso con fines de investigación y el aprovechamiento industrial de sus derivados, y que dotan a la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic) de más funciones para su regulación, como la emisión de las diferentes licencias.

La aprobación de la reforma, con la que se crea la Ley Federal para la Regulación del Cannabis y modifica la Ley General de Salud y el Código Penal para legalizar el cultivo, la producción, el consumo, la distribución, la industrialización y la venta de la mariguana bajo control federal, fue aprobada durante una sesión maratónica, en la que se presentaron alrededor de 200 reservas, y que se envió nuevamente al Senado debido a estos cambios que se le realizaron a la propuesta original que envió esta Cámara en diciembre de 2020.

Aunque se dio plazo hasta el 30 de abril de 2021, para que la Cámara aprobara o rechazara los cambios, los legisladores no llegaron a ningún acuerdo en el tema. Por ello, el 28 de junio del mismo año, la SCJN declaró inconstitucionales cinco artículos de la Ley General de Salud que impiden el consumo lúdico de la mariguana en México, con el apoyo de ocho de los once magistrados.

Con tal resolución, el máximo tribunal en México abrió la posibilidad para que los mexicanos pudieran solicitar permisos para consumir y portar mariguana a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), organismo dependiente de la Secretaría de Salud, luego de la publicación de la declaratoria general de inconstitucionalidad de la SCJN en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el 15 de julio de 2021.

“Es un derecho, la Suprema Corte de Justicia le manda justamente el dictamen y la orden al Senado y a los diputados para que la regularice o que faciliten en términos del uso lúdico y responsable [de la mariguana]”, dijo al respecto el Doctor Nateras, quien agregó que el uso de esta sustancia “es un derecho y la gente lo puede usar como le plazca”.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó en 2019 regular el consumo lúdico de la mariguana en México, pues considera inconstitucional su prohibición, pero la iniciativa se encuentra estancada en el Senado mexicano. Foto: Cuartoscuro.

“Además de lo lúdico, como derecho, es también una seguridad con la que te protege la legislación bajo determinado tipo de características para no ser criminalizado”, agregó el investigador especialista en temas de identidades juveniles y uso social de drogas. “En cuestión de lógica es: si yo considero que es favorable o me ayuda al desarrollo de mi personalidad, el Estado y sus instituciones, tienen que procurar, para que yo lo use”, enfatizó.

No obstante, a casi un año de ese proceso, la Cofepris no ha emitido los lineamientos requeridos por la SCJN y el Senado no ha regularizado la sustancia, en consecuencia, los consumidores siguen desprotegidos, ya que sin ese permiso y con el Código Penal en la mano todavía pueden ser arrestados y recibir penas de cárcel por llevar más de cinco gramos de cannabis.

Como antecedente, el Gobierno mexicano tardó tres años en establecer un reglamento para la mariguana medicinal, legalizada en el país en 2017.

Con la resolución de la SCJN se protegió el consumo recreativo de mariguana, el cual quedó amparado bajo el derecho al libre desarrollo de la personalidad. Además, ordenó que se expidan permisos para los consumidores que lo soliciten, lo que generó un régimen de excepción, mismo que deberá resolver el legislativo mediante una regulación integral.

No obstante, la determinación de la Corte no despenaliza las actividades que anteceden el consumo de cannabis, que continúan establecidos como delitos contra la salud en el Código Penal Federal, debido a que estos necesitan ser reformados por el Congreso. Por ejemplo, que se legalice la producción de mariguana para su comercialización; que se autorice legalmente esta producción; y que se expidan licencias para establecer puntos de venta de mariguana al menudeo.

“EL PROBLEMA NO ES LA MARIGUANA”

Para el experto en identidades juveniles “el problema no es el uso de la mariguana en sí mismo, el problema es la relación social que se establece, en tanto que es una sustancia prohibitiva, y los consumidores están desprovistos y están en riesgos de engaños, en términos de la calidad de la mariguana que comprarían, de sufrir criminalización por parte de la policía y los cuerpos de seguridad del Estado, los cuales te pueden extorsionar, como ha sucedido y sigue sucediendo; te extorsionan, te chantajean y demás”.

“El hecho de que alguien sea consumidor no los hace del crimen organizado, ya que son consumidores, no productores y no lo venden”, por lo que al despenalizar su consumo se protege a los usuarios, que en su mayoría son jóvenes, detalló Nateras, quien enfatizó que “es un derecho, les agrade o no, es un derecho como ciudadano, y el Estado está facultado para proporcionar toda las consideraciones para el desarrollo de la personalidad”.

El 21 de diciembre de 2021, el Senado de la República pospuso la ratificación de la Ley Federal para la Regulación del Cannabis. A través de su Comisión permanente, luego de detectar al menos 17 inconsistencias y ser aprobada por la Cámara de Diputados, la calificó de “inconstitucional”, y se pospuso su discusión hasta concluir el periodo de receso, lo que ocurrió el pasado 31 de enero. Ahora en el periodo ordinario de sesiones en curso se ha dicho que no hay consenso.

Según un análisis de la Cámara Alta, en el dictamen se “infringen derechos y se viola la Constitución”, por lo que la ley no ha sido ratificada y se ha suspendido el trámite legislativo. Los consumidores, por tanto, tendrán que atenerse a lo que ha decidido la SCJN hasta que la Cámara de Diputados resuelva la norma.

En el marco del Día Mundial de la Mariguana, en 2021, se llevó a cabo la segunda Rodada Cannábica en la ciudad de Toluca, en donde exigieron se acaben las detenciones arbitrarias a los consumidores de cannabis. Foto: Cuartoscuro.

Entre las inconsistencias que los legisladores encontraron, estaría la designación del Consejo Nacional contra las Adicciones (CONADIC) —que se encarga de prevenir, concienciar y combatir las adicciones— como órgano rector de la cadena productiva y de consumo.

“Nos preocupa la sustitución del Instituto Mexicano del Cannabis por la Comisión Nacional contra las Adicciones, además de que no se le pueda otorgar facultades de regulación a un órgano que está encargado de combatir las adicciones, porque esto transgrede el derecho al desarrollo de la personalidad y promueve la estigmatización de los usuarios del cannabis”, argumentó la senadora Claudia Ruiz Massieu.

En ese sentido, el CONADIC podría incluso prohibir la adquisición, posesión y consumo de cannabis psicoactivo a mayores de 18 años y menores de 25 como medida de protección de la salud, lo que, indicó el Senado, incurriría en inconstitucionalidad al violar el derecho a la igualdad y a la no discriminación.

El Doctor Nateras comentó que el despenalizar el uso recreativo de la mariguana contribuiría a disminuir los índices de violencia en el país, “desmontaría, no lo resolvería, pero desmontará las violencias asociadas en relación a las condiciones de criminalización por las que está prohibida, pero sí ya es un derecho le desmontas eso”, dijo.

Reiteró que “el problema no es la mariguana en sí mismo, el problema es la relación social de criminalización que se tiene por el consumo de la mariguana. En ese sentido, si yo tengo derecho como ciudadano, en tales sitios, en tales espacios, de usarla, evidentemente le quitas el negocio de lo ilegal a los dealers, le quitas el negocio ilegal al narco”, ya que “el Estado y sus instituciones administraría la producción, la siembra, la venta y la industria [de la mariguana]”.

BUSCAN ELIMINAR PROHIBICIONISMO

El pasado 31 de marzo, Olga Sánchez Cordero, presidenta del Senado de México, aseguró que la Cámara Alta construye un modelo para la regulación de la cannabis, con el que también se busca eliminar el enfoque prohibicionista, al que señaló como un factor que incrementó la violencia en el país, lo que, dijo, permitirá garantizar la seguridad y el control en el consumo de la planta.

Al participar en el foro “La regulación del cannabis y las oportunidades para el desarrollo de una industria de cáñamo en México”, la legisladora explicó que desde el punto de vista económico es importante tomar en cuenta las diversas experiencias internacionales, para impulsar la economía social y las cadenas de valor de la planta, con productos como CBD, THC y el cáñamo.

“Vencer los obstáculos formalistas del pasado no es tarea sencilla, pero tengo la plena confianza de que en esta Legislatura lo podemos lograr, para regular e implementar medidas de consumo a conductas que se practican desde hace muchos años, y abrir nuevos mercados económicos que permitan a nuestro país crecer”, ahondó Sánchez Cordero.

Reiteró que el uso lúdico del cannabis es sólo una “pequeñísima parte” del potencial que tiene la planta y por ello es importante reflexionar sobre los otros beneficios que traería aparejada su reglamentación. “Continuaremos sembrando conciencia en nuestra población, en donde no hay cabida para políticas prohibicionistas; somos el México de las libertades y el pueblo es consciente de ello”, añadió, sobre la iniciativa que se encuentra en espera de que sea discutida en el pleno del Senado.

Cinturón de un cultivador de mariguana en Tarahumara, Chihuahua. Foto: Luis Chaparro, InSight Crime

En tanto, Nateras consideró que esta legislación contribuiría a “darle visibilidad a una práctica social y/o cultural que ahí está”, ya que, explicó, “las mentalidades conservadoras piensan que la despenalización va a ser adictos a los jóvenes, o los van a hacer usuarios, pero no, ya son, y hay que protegerlos como consumidores”.

Por ello, exhortó a los legisladores a establecer “espacios específicos en donde, por ejemplo, no haya niños”, y a seguir trabajando con los menores en programas de tomas de decisiones, para que tomen mejores decisiones cuando cumplan la mayoría de edad, así como a “buscar formas más inteligentes de relacionarnos, en este caso con las sustancias”, pues dijo, “todo el tiempo, si uno revisa la historia de la humanidad, hemos usado sustancias”.

También sostuvo que los programas preventivos han fracasado, debido a que “la mayoría ya son usuarios, el mensaje preventivo llega tarde”. “Los programas de prevención que exhortan: ‘Dile no a las drogas’, han sido un rotundo fracaso, si en algo coinciden las encuestas es en que las drogas, en términos de consumo, aumentan, por lo que los programas preventivos son un fracaso, entonces hay que buscar formas más inteligentes de relacionarnos con algo que tiene que ver con la historia de la humanidad”, comentó.

“Los programas preventivos son atemporales, muchos chavos y gente ya usa drogas. Las drogas están ahí, el alcohol, tabaco, cocaína, mariguana, ácidos, tachas, todo está ahí, y si llegas con un programa preventivo que es prohibitivo, coercitivo, cuando la gente ya consume, simplemente no le dice nada”, subrayó.

Señaló que la preocupación debería radicar en los consumidores, “en qué condiciones lo hacen, y trabajar con los consumidores, no hay que prohibirlos, eso es un fracaso, en términos de derechos humanos”, explicó Nateras, y consideró que de aprobarse la despenalización de la mariguana sería mejor “trabajar en programas reeducativos para informar a los padres de familia, a los mundos adultos, a los mismo profesores qué implica esto, porque hay muchos mitos, hay muchos tabúes, hay mucho conservadurismo”, dijo.

“Hay que trabajar con programas de reducción, incluso de los perjuicios, de los estereotipos, en relación a dicha situación, a través de los programas de reducción de daño y de reducción de riesgo”, con la finalidad, detalló de que los ciudadanos entiendan que “si tu ya decidiste usar mariguana, date cuenta que tu uso, sí como derecho, también tiene repercusiones a nivel colectivo”.

Estos programas tendrían el propósito de que la población aprenda a “hacer un uso de la mariguana” mediante esos programas que “han tenido mucho éxito en Europa, España, Francia y también un poco en Chile”, es, añadió, “por una parte, una acción reeducativa a los mundos adultos” y otra parte está dirigida “a los usuarios para que reduzcan los daños y reduzcan los riesgos, no sólo a nivel individual, sino también a nivel colectivo y físicos”, y con ello combatir la desinformación de los ciudadanos sobre el tema.

– Con información de EFE y Europa Press

Nora Nancy Gaspar Resendiz 

Comunicóloga por la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM). Busca ejercer un periodismo libre, crítico y con responsabilidad social. Actualmente es parte de la Unidad de Investigación y Multimedia de SinEmbargo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.